jueves, 27 de octubre de 2016

IMAGEN





IMAGEN


Un niño alza los ojos. Cerca de él hay un pozo.
Ve a su padre tirando de las finas cadenas
que mueven las poleas de la cúpula.
Otro hombre está abajo, en lo oscuro,
limpiando el mecanismo que eleva toda su agua.
Junto al pozo hay una figura geométrica.
Tan solo es un pilón donde abrevan las bestias:
una oquedad de piedra llena de agua
que cuando la revivo se convierte en espejo
donde la luz se posa inesperadamente.
Es verano y el sol seca los cereales
con la fuerza incolora de la necesidad.
Desde algún rincón de la memoria
alguien trenza los hilos de la vida
que dieron alimento a aquel niño.
Desde los recovecos del poema,
otros ojos recuerdan con nostalgia
la belleza del cielo, la luz del agua dulce,
el sudor de su padre, la incongruencia del tiempo.



(La intimidad del pardillo) 
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)