viernes, 7 de octubre de 2016

EL HORIZONTE




EL HORIZONTE


Cuando era solo un niño
vestido del color de la inocencia,
creía que las lindes del entorno
de aquellos tiernos años en el campo
del valle del Guadalentín
poseían las claves
de un universo unido a mis pupilas
por la magia remota de las nubes.
Ése era todo el mundo
que conocían mis sentidos,
todo el mundo posible.
Tenía su comienzo y también su final
en el mismo horizonte:
una línea que era distinta cada día.
Siempre me estremecía su misterio:
el abismo que daba sepultura
al sol Mediterráneo y sus colores.
Aquella hora lentísima de vencejos y grillos
delimitaba el día de la noche
acercando momentos de oscuridad y miedos
pues tan solo la luz daba sentido
a mi ubicación en el mundo.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)