lunes, 18 de abril de 2016

MISIÓN IMPOSIBLE






Cuando escribo estas páginas
los años se derraman por las venas
igual que frutos rojos de una granada abierta,
uno a uno, van cayendo entre matojos
como la vieja sangre que pierdo cada día
intentando aprender a no morir en vano.
Nada queda del fluido
que recorrió mi cuerpo
durante aquellos años
en que la vida era un enredo infantil.
¿Cómo puedo acercarme a la inocencia
cuando es otra sustancia
la que llevan mis venas?
¿Cómo recuperar los pensamientos
de aquella candidez ingenua?
Evocar la inocencia de quien fui
cuando ya se ha perdido
la esencia del concepto
será casi imposible,
pero voy a intentar acercarme a ella
con la luz tamizada del silencio.
Por eso escribo con nostalgia
que el mundo terminaba con los montes
que observaban mis ojos.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)