martes, 29 de marzo de 2016

UNA SILUETA RECORTADA







Para ver la figura del personaje escrito,
colócate muy cerca del cristal
de un espejo ceñido a los perfiles del viento.
Verás en ese vidrio imágenes de un hombre
que reviste con aire la palabra
para poder volar su cometa de signos
mientras va respirando unos versos de oxígeno.
Piensa que su silueta es igual que esa brisa:
necesaria pero invisible. Y aunque es tan solo aire,
verás que unos poemas lo describen
como triste metáfora del dolor por la vida,
en otros vivirás una luz convergente
en los mundos sutiles, la alegría del tiempo
o destellos de esa felicidad
que se disipa pronto, mucho antes de atraparla
con las redes doradas del sosiego.
Pero si te detienes en el doble sentido
que otorgan las palabras al poema,
comprenderás que algunos terminan engañando
al dragón de las sombras
con los mismos pretextos que hubiese utilizado
un soñador ingenuo
para mentir al tiempo y a su guadaña.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)