martes, 22 de marzo de 2016

COMPLICIDAD






La honradez de un poeta está en sus creaciones,
es su esencia, su oxígeno y su vida.
Por eso, cuando tengas en tus manos
los restos de su oxígeno vital,
tus primeras reacciones quizá sean de asombro
al contemplar que estás en otro espacio,
dentro de un universo paralelo
con matices distintos a los tuyos,
pero que te resulta comprensible.
Conocerás su forma de ser y de sentir,
la estructura del aire que respira,
el color de su cara y la luz de su hogar.
Descubrirás sus emociones
y su vida interior: el mundo intrascendente
que te brinda, concreto y accesible,
para que lo compares
con tu propio concepto de la vida.
Y buscarás razones en tu misma experiencia
para reconocerle cierta verosimilitud
o semejanzas próximas
a tu forma de ver la presencia de un hombre.
Entenderás sus versos
y tu complicidad escribirá poemas
en las hojas del tiempo compartido
que el aire mueve dentro de vuestra alma.



(La intimidad del pardillo)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)