martes, 2 de febrero de 2016

DIAPOSITIVA





Qué pusiste en mi copa,
algún oscuro embrujo,
la golosina nueva del placer,
o el sabor del recuerdo desleído.
No somos viejos. Tarde o temprano
pondremos
la fecha al desencanto. Finalmente,
las pasiones se aquietan en los labios,
adquieren el vapor del vil destino.
Al igual que una droga,
toman la sangre y mienten mucho.
Quedará la pereza por revivir de nuevo
las mil diapositivas de una verdad deshecha.
O tal vez permanezcan
los recuerdos difusos 
de una verdad a medias.
Y serán luz las llagas ya cerradas,
el espacio gris donde habitaremos
cuando no existan tréboles
que deshojar despacio.


(El fuego del instinto. Ed. Vitruvio.)
Todos los derechos reservados 
Mariano Valverde Ruiz (c)