domingo, 6 de diciembre de 2015

LEVE RETÓRICA DEL DESEO I






Tú, toda la belleza, dando nombre
a selva, mar y cielo, completando
la magia y el misterio de la vida.
Tú, toda tú, tendida sobre el lecho,
desnuda y ya colmada por la luz
del tiempo universal que nos observa.
Aquí, en tu piel, anida el vendaval
de las pasiones, cada luminaria
del éxtasis y todos los colores
que definen la curva del placer.
Aquí quiero vivir, en las riberas
volcánicas de tus senos perfectos,
buscando siempre el trébol de tu abdomen
como un rito ancestral y poderoso.
Junto a ti quiero ser infinitivo:
amar, amor, amar, tan sólo amar.


(El deseo o la luz. Ed. Universidad de Murcia)
Todos los derechos reservados.
Mariano Valverde Ruiz (c)