lunes, 5 de octubre de 2015

OPCIONES





Hoy la palabra es cuerpo de mujer
con aroma de luz y sus contradicciones.
Cuando la voz se funde
en la incompleta historia
del hombre que soy,
el silbo del amor
vocaliza el preludio
de un nuevo día.
Y la palabra vuela
hasta las manos tercas del destino.
Vuela sin concesiones
desde un bosque de genes milenarios
hasta las arenas húmedas
del cerebro.
Qué otra cosa me queda
sino saber vivir
entre médanos melancólicos.


(El fuego del instinto. Ed. Vitruvio)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)