miércoles, 2 de septiembre de 2015

MENSAJE EN UNA BOTELLA DESDE COPENHAGUE




MENSAJE EN UNA BOTELLA DESDE COPENHAGUE

Ha escrito varias veces sobre la arena la palabra que más desea. Las olas se la han llevado y no ha quedado ni el recuerdo de su presencia. Ahora decide escribir su mensaje en el cartón del paquete de cigarrillos que ha terminado mientras miraba el horizonte del mar. Ha creído ver, a lo lejos, tras la última frontera, lo que tanto anhela.
En los últimos días ha leído La metamorfosis de Kafka. Tal vez sea posible el milagro. No soporta más la presión que sufre. Está en el momento más crítico de su vida. Quiere intentarlo de nuevo, comenzar un nuevo camino, ir hacia el final del destino sin ninguna digresión. Ella sólo desea descansar de lo que le asfixia, salir de la rutina, iluminar su vida con el toque delicado de una nueva versión de su personalidad… Ser feliz.
Apenas le quedan esperanzas pero se decide a actuar. Escribe con letras verdes su mensaje y lo coloca en el interior de la botella de refresco que ha bebido mientras meditaba. Intenta levantarse y se sorprende de no poder elevar su cuerpo. Vuelve su mirada hacia las piernas y horrorizada observa que se han convertido en una gran cola de pez. El resto de su cuerpo no ha cambiado, pero su mente… Ahora desea echarse al agua. Se apoya en los brazos, levanta de nuevo los ojos hacia el mar, ve un firmamento de aventura y de pasión. Se desliza sobre el suelo hasta que toca el agua del océano. Se siente diferente, nueva, con otro espíritu y otra naturaleza. Lanza la botella al agua y la ve alejarse con la corriente. No conoce cuál será su destino, ni qué manos la recogerán, ni que ojos leerán su contenido, ni si entenderán el mensaje.
De nuevo reflexiona sobre toda su vida hasta ese momento. No ha sido ella misma. Ha sido el resultado de las circunstancias y el deseo de los que la rodearon. Y así se fue hundiendo en ella misma, en un naufragio de soledad interior. Mira hacia el cielo y ve el color gris de las nubes que avisan de tormenta en alta mar. Un nuevo impulso, ingrávido y desconocido, la obliga a lanzarse al agua y nadar, adentrarse en el océano para buscar un marinero al que pueda salvar del naufragio de su vida. No esperará la respuesta a su mensaje.

RELATOS BREVES
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz ©