miércoles, 17 de junio de 2015

EL OBJETIVO DE UN CUENTO





EL OBJETIVO DE UN CUENTO

Antes de inventar un cuento breve, voy a poner en palabras lo que estoy pensando, quizá me ayude a escribir una historia completa al final de este texto.
El objetivo de un cuentista debe ser contar algo intenso a la vez que extenso en su significado y hacerlo de forma breve. El cuentista ha de escribir el estribillo de una canción que a su vez narre otra historia, una narración que esté solapada en la música de las palabras que el lector entenderá e interpretará ahondando en su contenido.
Quizá se omitan detalles o algún aspecto de la trama oculta del texto, pero han de prevalecer, de forma muy explícita, los aspectos esenciales de la historia. Nunca se deben omitir detalles de forma arbitraria, sino cuidando que se conserve la atmósfera que la narración crea, y manteniendo la tensión desde el principio hasta el final.
También hay que cuidar la extensión y el tiempo, aunque lo que se narre sea una situación muy simple. No se debe olvidar que el objetivo fundamental del cuento es comunicar, conectar con el lector y que éste sienta como propia la emoción que genera la historia.
Y ahora, comencemos:
En la barra de un bar se acodaba la tristeza frente a un vaso de whisky. Él levantó el brazo y apuró hasta la última gota. Unos minutos más tarde eran dos amantes de la soledad en un solo cuerpo.

OFICIO LITERARIO
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz ©