jueves, 7 de mayo de 2015

ÁMBITO





Cuando el tiempo desmaya
junto al ámbito de tus piernas
y la luz es raso de luna,
emerge de mi piel el tallo del deseo
como rama que aproxima sus brotes
al aire de tu pubis.
Soy entonces el sastre de tu cuerpo:
mi voz enhebra el hilo del poema.
Mientras las horas se desgranan
plácidamente en ti
y los silencios sólo saben
conjugar los verbos irregulares,
te hablo entre los espacios que decoras.

La flor del azahar y su libélula
nos ofrecen el tierno corazón
del aroma completo. Tú descansas,
yo abrazo tus caderas con poemas:
versos ligeramente tapizados
por la monotonía de los mimos.


(El deseo o la luz. Ed. Universidad de Murcia)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)