viernes, 26 de septiembre de 2014

COMPAÑERO





No me planteo cuál es el terreno
donde mejor germina la semilla
del cariño que doy.
Sólo quiero encontrarme con tu esencia
detrás de las palabras, no poseer excusas
para evadirme del cosmos que propones.

A veces me descubro con escamas
mientras trenzo la azul cabellera del mar.
En otras ocasiones simplemente
defino al hombre bueno 
que abrazado a la vida
es testigo del tiempo y sus secuelas.
Pero en todos los sueños estás tú.
Tengo claro que mi naturaleza
está siempre contigo.
Quiero ser compañero de la luz mineral
que reflejan los ojos de tu alma.


(El fuego del instinto. Ed. Vitruvio)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)