miércoles, 19 de febrero de 2014

BOTÓN DE PERA


BOTÓN DE PERA



Mientras los acaricio,
tus emergentes pechos
y tus botones frescos de pereta,
escapan a los dedos
huyendo hacia ese horizonte
que imitan los poemas
cuando son voz y carne enardecida.

Mientras los acaricio,
sus vértices violetas
desatan los gemidos
y el vendaval perverso de tu cuerpo
se impregna del aceite de misterio
que lubrica tus ojos.

Mientras los acaricio,
resulta inverosímil
pensar en otra cosa
que no sea la línea que une
la imagen y el sabor
de este jugo de arándanos
con que manchas mi tacto.


(El deseo o la luz. Ed. Universidad de Murcia)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)