domingo, 8 de diciembre de 2013

MENSAJE


MENSAJE




No lo dices, lo intuyo
en los ecos de voz de tu suave perfume,
ese aroma que es cuerpo
y se arracima junto a la piel del deseo.
Entiendo tu mensaje: yo quiero ser amada.
Me dejo llevar, vivo las curvas de tus gestos
sin entregarme, inquieto por el enigma oculto
que guarda esa sensual cabriola de tus labios.
Rebusco en lo que esconden los colores
de las rosas silvestres que tienes por mirada,
me quedo allí, aprendiendo a ser tu jardinero.
Encuentro otro perfil desde donde mirar
la esencia del momento que me brindas
entre cada palabra y su silencio.
Soy un hombre que queda detenido,
emboscado en el tiempo de la duda,
flotando entre dos pasos muy cercanos,
queriendo medir todo aquello que no ve
para tejer de nuevo un lienzo de caricias.


(El deseo o la luz. Ed. Universidad de Murcia)
Todos los derechos reservados.
Mariano Valverde Ruiz (c).