jueves, 28 de noviembre de 2013

ALEGRÍA


ALEGRÍA




De nuevo nace el día en tu blancura.

Toda la luz del sol conoce el brillo
de las fuentes ignotas
y enarbola su esencia matinal
sobre el relieve curvo de tu cuerpo.
Todos los seres ungen sus materias
con las mejores galas que poseen.
La memoria reconoce el ámbito del fruto
que codician los hombres.

Reclinas la cabeza en mi costado
como una mariposa de aire rubio
que va buscando asilo en sus secretos.
Es la verdad serena de la vida
la que acude purísima a tus ojos.
Sobre ti la luz nunca se dispersa
y la paz es un alma concentrada.

Parpadeo y te miro con deleite,
vuelo en la claridad del universo
y me alojo -sin mácula- en tus labios.

Renace la alegría como destello núbil
desde el fondo abisal de mis neuronas.

(Poema del libro El fuego del instinto, Ed. Vitruvio)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)